Gens Goliae » Blog Archive » Gens Goliae y lo que viene: Una propuesta de misa goliarda on stage
Trayendo la Musica Medieval de Regreso al Pueblo Llano

Gens Goliae y lo que viene: Una propuesta de misa goliarda on stage


Escrito en June 16th, 2016 Anno Domine, por Frater San Golias
   
Misa fome

Misa fome

La propuesta tiene como base estructural la misa canónica (tridentina). Si bien esta no es contemporánea a los tiempos medievales, tiene  su base en la liturgia romana. Es importante precisar que en el período en cuestión, existían diversos tipos de ritos (leonés, ambrosiano, irlandés, mozárabe, oriental, etc.) los que en algunos casos se vieron parodiados por el mundo popular en diversos momentos y lugares del continente europeo, principalmente en contextos de fiestas y carnaval, en muchos casos con la anuencia de los propios párrocos, no así de la jerarquía clerical.

Entre las más conocidas estaban las llamadas fiestas de los locos y/o de los niños, como la del asno (Festum Asinorum o asinaria festa) . La documentación histórica de dicha festividad se encuentra en el precioso manuscrito copnservado en la biblioteca capitular de la catedral de Sens, escrito por  Pierre de Corbeil, arzobispo de Sens (quien fallece 1220), y describe todos los pormenores de la fiesta.

La invocación se hacía por medio de cánticos como el que presentamos a continuación:

Misa Goliarda

Misa Goliarda

1 Lux hodie, lux laetitiae, me judice, tristis
2 quisquis erit, removendus erit solemnibus istis.
3 Sint hodie procul invidiae,
4 procul omnia maesta;
5 leta volunt quicumque colunt asinaria festa.

En Autum, vestían al burro con paños de oro, y cuatro canónigos sostenían de las puntas de su gualdrapa. Lo hacían entrar por la iglesia hasta llegar al pié del altar, donde unos clérigos, estrafalariamente vestidos, saludaban al héroe con el acostumbrado estribillo: ¡ohé, borrico! ¡ohé!

Otro caso citado, era lo que  ocurría en  Beauvais , el 14 de enero de cada año, donde una chica, montada en un burro y con un niño en sus brazos, representaba la huida a Egipto, allí se dirigía a la iglesia de San Esteban. La chica llevaba un yugo de oro. El burro iba bellamente enjaezado. El clero recitaba un poema en el santuario, y durante el servicio, las canciones siempre terminaba con el grito de rebuzne del burro (hi ho!) Después de la Epístola, cantaban la prosa del burro, cuyo estribillo era:

Iconografía medieval con burritos

Iconografía medieval con burritos

1 Hez, sire Ane, car chantez
2 Belle bouche rechignez,
3 Vous aurez du foin assez
4 Et de l’avoine à plantez

Las canciones y estrofas se iniciaban con el canto:

1 Orientis partibus
2 Adventavit Asinus
3 Pulcher et fortissimus
4 Sarcinis aptissimus.

En otros casos el burro permanecía junto al altar durante el sermón, y la congregación «rebuznaba» sus respuestas al falso sacerdote que oficiaba aquel día. Después del falso oficio, a imitación del litúrgico, dependiendo de la localidad, se empezaba una procesión por el pueblo donde se hacía guerra de excrementos. En algunos manuscritos se detalla cómo incluso se llegaba a tener sexo dentro del templo.

Finalizando la misa,  se seguía la siguiente oración de parte del sacerdote con rebuznes:

«Ite, Missa est», ter hinhannabit: populus vero, vice ‘Deo Gratias’, ter respondebit, «Hinham, hinham, hinham».

(“Al final de la Misa, el sacerdote, girándose hacia el pueblo, en vez de decir «Ite missa est» rebuznaba tres veces; la gente en lugar de responder «Deo Gratias» hacía«Jijá, jijá, jijá».)

burritos

Virgenes montando burros 1313

La idea del burro, aparte de su función bíblica como protagonista de la huida de Belén a Egipto de la Sagrada Familia y de la triunfante entrada de Cristo  a Jerusalém, representa la idea fálica e inseminadora  de Saturno-Kronos, recordando las fiestas solsticiales que se celebraran en similar período en tiempos pretéritos.

Otra festividad muy similar es el de la Fiesta de los locos o la fiesta de las calendas, como también se le llamó, por efectuarse el primero de enero (en general se realizaban entre el 25 de diciembre y el 6 de enero, o sea entre Navidad y Epifanía). Cargada de actitudes consideradas sacrílegas e impiedades, eran impulsadas por los propios clérigos, diáconos y sacerdotes, celebradas en algunas iglesias, durante el oficio divino.

Sobre ella, se cuenta que los clérigos y sacerdotes nombraban ese día un obispo o un papa y lo llamaban el obispo o el papa de los locos. En la fiesta entraban enmascarados en la iglesia, vestidos de bufones, en trajes de mujeres u otras vestimentas extravagantes. Danzaban en la nave  central y en el coro, cantando cancioncillas disolutas u obscenas y jocosas; comían carne sobre el altar al lado del sacerdote mientras éste ofrecía el sacrificio; allí también jugaban a los dados y perfumaban el altar con el humo de cueros viejos o podridos, que quemaban en sus incensarios entre otras “impiedades”.

calendas

Wild On Medieval

Por su parte, nuestros padres fundadores, los goliardos, practicaron y además registraron (como es el caso de los distintos cancioneros como los Carmina Burana, los Carmina Cantabrigensia, y los Carmina Rivipullensia, entre otros) parte de estos ritos y cánticos tales como la letanía Kyrie Asini o la Sequentia  vini – Graduale Bacchi – Vinum bonum , audible en el siguiente link del conjunto Clemencic Consort

“No hay que olvidar que los autores de las poesías goliárdicas son por lo general clérigos o aspirantes a las órdenes religiosas. Los textos bíblicos y las formulas del culto y de la liturgia les son familiares en grado sumo y de ahí que las retuerzan parodísticamente en busca de recursos de expresión cómicos y malintencionados”[1]

Su conocimiento sobre el ámbito eclesiástico; su exacerbado interés en temas relacionados con el vino y el amor, alegóricamente representados en las figuras de Baco y Venus respectivamente; y su hostilidad hacia la jerarquía eclesiástica  (papas, obispos, corte pontificia, el clero y el monacato) queda demostrado en su obra poética y musical, así como en el uso del  latín culto de la época. Esto se expresa en el uso lúdico de frases de la misa, que transformaron o ajustaron a los temas de su interés, parodiando el ritual litúrgico como queda de manifiesto en las siguientes frases:

“El per omnia saecula saeculorum (por los siglos de los siglos) viene cambiando en per omnia pocula poculorum (por las copas de las copas); el introibo ad altare Dei (me acercaré al altar de Dios) se transforma en introibo ad altare Bacchi (me acercaré al altar de Baco); el venite adoremus (venid adoremos) se hace venite apotemus (venid y bebamos); el beati qui habitant in templo tuo (felices los que moran en tu templo) lo modifican en beati qui habitant in taberna tua (felices los que moran en tu taberna); el himno mariano Verbum bonum et suave (Verbo de Dios bueno y suave) se cambia en vinum bonum et suave (vino bueno y suave)”[2]

huevo

Huevo cosmico goliardo

Otro ejemplo de vinculación de formas litúrgicas a temáticas que llamaremos goliardescas,  es la relación templo religioso -templo de Baco, la taberna, como en el conocido tema In taberna Quando Sumus, magistralmente interpretado por el conjunto y que en su versión latina dice al comienzo:

In taberna quando sumus,
non curamus quid sit humus,
sed ad ludum properamus,
cui semper insudamus.
Quid agatur in taberna
ubi nummus est pincerna,
hoc est opus ut queratur,
si quid loquar, audiatur

Así también  la inclusión a modo de letanía, de los múltiples bebedores, que considera a todas las clases, géneros, oficios y razas, que como devotos feligreses ingresan al santo templo:

Bibit hera, bibit herus,
bibit miles, bibit clerus,
bibit ille, bibit illa,
bibit servus cum ancilla,
bibit velox, bibit piger,
bibit albus, bibit niger,
bibit constans, bibit vagus,
bibit rudis, bibit magus.
Bibit pauper et egrotus,
bibit exul et ignotus,
bibit puer, bibit canus,
bibit presul et decanus,
bibit soror, bibit frater,
bibit anus, bibit mater,
bibit ista, bibit ille,
bibunt centum, bibunt mille

En base  a todos estos postulados es que hemos definido una propuesta de presentación que, inspirada en las composiciones goliardescas y las fiestas solsticiales medievales, rescata y propone una selección de piezas musicales que dialogan a modo de parodia, con la misa católica, reconstruyendo así una antigua tradición pagano-cristiana y que a su vez sintetiza parte de nuestro repertorio musical. A ello debemos, agregar un guión… básico, que mh… pautee cada una de las partes de la ceremonia permitiendo hacerse presente la dimensión ”teatral” o narrativo-conceptual muy propia de Gens Goliae.

 

Por Frater Leo, El Gallardo

Referencias

[1] Riquer Martín de (1968). Historia de la Literatura Universal. De la Antigüedad al Renacimiento. Editorial Planeta, S.A. Barcelona. España.

[2] Soto Posada, Gonzalo, Filosofía medieval, Bogotá, Universidad Pedagógica Nacional, San Pablo, 2007.